jueves, 3 de enero de 2013

Esqueleto: más que una armazón


 Ilustración realizada por el blogger de húmero de dientes de sable (Smilodon gracilis)

Los huesos y esqueletos son un material muy interesante para trabajar y examinar. Los huesos son elementos orgánicos relativamente durables en condiciones naturales y brindan mucha información sobre la anatomía y afinidades del animal al que pertenecían; así mismo algunos restos óseos son un registro del que podemos obtener datos sobre la vida y muerte del animal.



Cráneo de caballo (Equus ferus caballus), vistas dorsal y lateral


ESTRUCTURA
Básicamente el esqueleto vivo está constituido por una matriz de colágeno (material orgánico proteínico) en el que se encuentran embebidas las células que generan y destruyen hueso, la porción rígida del hueso está constituida por depósitos de hidroxiapatita, lejos de ser una estructura rígida e inerte el esqueleto es un tejido vivo y dinámico, no solo presta una armazón rígida para soportar el cuerpo y proteger ciertos órganos, sino que se modifica y cambia en respuesta  a las exigencia mecánicas del cuerpo, remodelándose y reformándose constantemente para cumplir mejor sus funciones.
Un hueso típico está constituido por dos formas de hueso que se diferencian por su estructura, hacia el interior hay una porción esponjosa de hueso, de aspecto poroso y ligero (conocido como trabecular) rodeado de capas de hueso laminar de apariencia maciza. La porción esponjosa cumple la función de aligerar el hueso sin restarle resistencia, la capa exterior le da fortaleza a la compresión y torsiones, en el hueso esponjoso se encuentra lo que coloquialmente se conoce como  la medula, zona donde se aglomeran células que generan glóbulos rojos y  donde se almacena grasa. Al observar la superficie del hueso se pueden apreciar en algunos puntos  perforaciones que sirven para dar paso a vasos sanguíneos que nutren las células del hueso, o nervios, en ocasiones algunas perforaciones sirven para dar paso a nervios o vasos sanguíneos que van a otra parte del cuerpo atravesando el hueso.  En las aves existen perforaciones en los huesos que hacen parte de un sistema neumático, que conecta los pulmones con el esqueleto permitiendo una más eficiente oxigenación de los tejidos, así como refrigeración; esto es crítico en organismos con tan altas exigencias metabólicas como las aves.
En las aves el esqueleto ha sufrido profundas modificaciones a partir del plan básico de un Tetrapodo (En general todos los animales terrestres que en algún momento del curso de su evolución tenían cuatro patas), en algunas aves marinas como la fragata, el esqueleto se ha aligerado tanto para hacer más eficiente el vuelo, que el esqueleto completo pesa menos que las plumas del ave.
El hueso como tejido vivo se remodela y responde de manera dinámica a factores ambientales, el efecto de la gravedad favorece a largo plazo el deposito de mas hueso y su resistencia, debido al esfuerzo y tensión que sobre el hueso ejercen los músculos y el propio peso corporal, los ejercicios y esfuerzos fiscos continuos se evidencian en los puntos de inserción de  los tendones como áreas más rugosas y por aumento en el grosor de los huesos, por eso se presentan tantos problemas en los viajes espaciales pues en ausencia de gravedad se produce una importante perdida de masa ósea así como atrofia muscular. El hueso se regenera y auto repara en caso de daño, adaptándose a las  nuevas tensiones ejercidas en caso de una fractura mal soldada.
Un gran ventaja de la anatomía ósea es que el hueso es una estructura bastante conservadora,  por dar un ejemplo: el húmero (el hueso superior del brazo) de un mamífero cualquiera que este sea es muy semejante en líneas generales a otro humero de mamífero, guardadas las debidas consideraciones en cuanto a tamaño y calibre y teniendo en cuenta algunas adaptaciones especiales, como las que se presentan en animales cavadores o mamíferos marinos. Con algo de práctica es posible distinguir incluso huesos aislados asociándolos con un grupo particular de animales.


Cráneo de chiguiro (Hydrochaeris hydrochaeris) vista lateral



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada